Esquema Conceptual Referencial y Operativo

Concepto de E.C.R.O.

Clase N 2 de primer año, curso 1970 dictada el 29/4 por el
Dr. Enrique Pichon Rivière, en la Primera Escuela Privada
de Psicología Social.

Retomamos hoy el análisis del concepto de ECRO, que designa al Esquema Conceptual, Referencial y Operativo, con el que se opera en el campo de la Psicología Social.

Como habíamos dicho, la E designa a esquema, entendiendo éste como conjunto articulado de conocimientos. Entendemos por esquema conceptual, un sistema de ideas que alcanzan una vasta generalización. Son síntesis más o menos generales, de proposiciones que establecen las condiciones según las que se relacionan entre si los fenómenos empíricos. Es un conjunto de conocimientos que proporciona líneas de trabajo e investigación. La investigación psicológica o cualquier tipo de tarea científica, sin un adecuado sistema conceptual sería ciega e infructuosa. El descubrimiento se hace posible por la adecuación del esquema conceptual del investigador a las características del fenómeno a investigar. Se trataría entonces de una adecuación de las hipótesis a la realidad. En síntesis, un esquema conceptual es un conjunto organizado de conceptos universales que permiten una aproximación adecuada al objeto particular. Se facilita asi el enfrentamiento de la situación concreta a indagar o resolver. Por eso dice Kurt Lewin: «Nada hay más práctico que una buena teoría».

Es importante señalar que si bien por el manejo, exclusivo en ciertas ciencias, de esquemas conceptuales se puede llegar a determinados descubrimientos verificables luego por la experiencia; también por la observación directa pueden descubrirse hechos no consignados en los esquemas conceptuales. Esto impone una rectificación del esquema conceptual como el ejemplo anterior implica su ratificación. Es decir, siempre es necesario una verificación en la realidad.

La ciencia, y dentro de ella la psicología social, es un conjunto de observaciones ordenadas por y hacia un esquema conceptual susceptible de rectificación o ratificación. Eso es lo que hace a la ciencia dinámica.

Una vez elaborado el esquema conceptual su transmisión es rápida, fácil, es decir, el esquema conceptual es aprendible y transmisible.

Podemos decir que el ECRO es un modelo. El modelo científico ha sido definido como una simplificación o aproximación de los hechos naturales estudiados, que por su construcción lógica enriquece la comprensión de

esos hechos, es decir, que el modelo es un instrumento que por analogía nos permite la comprensión de ciertas realidades. Es decir, el modelo es instrumento de aprehensión de la realidad. Tomando un ejemplo dado por LeviStrauss en «Antropología Estructural», las relaciones sociales son la materia prima con la que se construye un modelo destinado a poner de manifiesto aspectos ocultos de esa realidad observada, enriqueciendo la perspectiva.

El ECRO construido como esquema conceptual y referencial, resulta un modelo en lo que hace a su carácter de instrumento de aprehensión de la realídad. El ECRO es entonces instrumento de aprehensión del sector de la realiclad que nos proponemos estudiar, de la interacción por ejemplo. Como modelo, el ECRO permite la comprensión de cada hecho particular desde una organización o articulación de conceptos universales.

El aspecto referencial elude al campo, al segmento de realidad sobre el que se piensa y opera y a los conocimientos relacionados con ese campo o hecho concreto a los que nos vamos a referir en la operación.

Un elemento fundamental de nuestro ECRO, es el criterio de operatividad. En nuestro esquema conceptual, la operatividad representa lo que en otros esquemas, el criterio tradicional de verdad (adecuación de lo pensado o enunciado con el objeto.)

¿Qué quiere decir esto? Si con nuestro ECRO enfrentamos una situación social concreta, no nos interesa sólo que la interpretación sea exacta, sino fundamentalmente nos interesa la adecuación en términos de operación. Es decir, la posibilidad de promover una modificación creativa o adaptativa según un criterio de adaptación activa a la realidad. Por eso hemos dicho al iniciar estos cursos, que la Psicología Social es direccional y signficativa en el sentido de que está orientada hacia el cambio.

Este criterio de operatividad es el que se incluye en nuestro esquema conceptual orientándolo hacia la operación, de allí la última letra de la sigla ECRO.

Entre los elementos fundamentales incluidos en el ECRO señalamos el concepto de realimentación permanente entre teoría y práctica. En él, segun un proceso dialéctico, cada «a posteriori» de una situación dada, se convierte en el «a priori» de una nueva situación según el modelo de tests, antítesis y síntesis.

En la medida en que se estudia un proceso dialéctico la relación del hombre con el medio el ECRO, instrumento de aproximación, incluirá una metodologia dialéctica. La Psicología Social que postulamos tiene por eso un carácter instrumental y no se resuelve en un círculo cerrado sino en una contínua realimentación de la teoría a través de su confrontación con la práctica. La experiencia de la práctica conceptualizada por una crítica y una autocrítica, realimenta y corrige la teoría mediante mecanismos de rectificación y ratificación.

Nuestro ECRO en su aspecto referente a la génesis y estructuración de la personalidad, está constituido por los aportes de Freud, Melanie Klein, G. H. Mead, etcétera.

En cuanto a la comprensión de los procesos sociales, particularmente los grupales, nos referimos a los hallazgos de Kurt Lewin cuyo método es doblemente experimental: 1) es un esfuerzo para hacer práctica la experimentación sociológica, 2) tiende a una forma de experimentación: la investigación activa.

Como hemos dicho, en nuestro ECRO el criterio de operación, de producción planificada de cambio, en relación con el logro de los objetivos propuestos, constituye nuestro criterio de eualuación. Toda investigación coincide ya con una operación. En el terreno de las ciencias sociales no hay indagación que no promueva una modificacion, es decir, el solo hecho de explicar, por ejemplo, un test al sujeto, si bien el test no tiene una finalidad terapéutica, produce sin embargo una modificación en el sujeto. Podríamos decir que la relación establecida es la modificadora. Esto fue postulado en primer término por Freud y reforzado por Kurt Lewin.

Otro de los conceptos básicos incluidos en nuestro ECRO es el de grupo interno, Io que nos perrnite definir la psicología como psicología social. Esto fue visto por Freud («Psicología de las masas y análisis del yo») si bien no continúa desarrollando esta línea de pensamiento.

Entendemos el grupo interno como un conjunto de relaciones internalizadas, es decir, que han pasado del «»afuera»» al mundo intemo y se encuentran en perrnanente interacción. Son relaciones sociales internalizadas que reproducen en el ámbito del Yo, relaciones ecológicas.

Hemos dicho ya que la Psicología Social consiste en la indagación de las formas de interacción. Para esta indagación hemos construído un esquema titulado del cono invertido en el que registramos como modalidades de interacción u observables, particularmente dentro del grupo operativo, los procesos de: Afiliación Pertenencia Cooperación Pertinencia Comunicación Aprendizaje Telé . Conceptos estos que desarrollaremos en forma particular cuando tratemos de grupo operativo.

Llamamos grupo operativo porque apunta hacia una dirección determinada para comprenderla y dirigirla, siendo el grupo nuestro instrumento pare el logro de una tarea.

Otro tema que desarrollaremos extensamente en relación con el grupo operativo, es si se trata o no de un grupo terapéutico, entendiendo que toda conducta desviada surge de un trastorno del aprendizaje, de un estancamiento en el aprendizaje de la realidad. El grupo operativo, en la medida en que permite aprender a pensar, permite vencer, a través de la cooperación y la complementariedad en la tarea, las dificultades del aprendizaje. Es decir, que el grupo operativo ayuda a superar el estancamiento enriqueciendo el conocimiento de sí y del otro en la tarea, de allí que sea terapéutico en el sentido que permite la superación de trastornos en el aprendizaje, en el pensar, en el contacto con la realidad.

La terapia no es el objetivo principal del grupo operativo de aprendizaje, pero algunas de sus consecuencias pueden, ser consideradas terapéuticas en la medida en que instrumenta al sujeto para operar en la realidad.

El grupo operativo como técnica, ayuda a resolver las dificultades internas de cada sujeto, los estancamientos y el pensamiento dilemático, haciéndolo dialéctico, a través de una tarea en la que está incluido, el esclarecimiento de las resistencias al aprendizaje como cambio. La resolución dialéctica instrumenta, como hemos dicho, para el enfrentamiento de esa nueva situación.

En el grupo operativo nos proponemos construir un ECRO común ya que hay una unidad del enseñar y el aprender. El ECRO como instrumento único, unidad operativa, está orientado hacia el aprendizaje y la tarea. El ECRO nos permite una comprensión horizontal (las relaciones sociales, la organización y el sistema social) y vertical (el individuo inserto en este sistema) de una sociedad en permanente cambio y los problemas de adaptación o de relación del individuo con su medio.

Como instrumento permite una planificación del abordaje del campo u objeto de conocimiento, el que previamente ha sido definido como el hombre en situación, en su interacción con el medio. Planficación implica: estrategia, táctica, técnica y logística. La construcción de un ECRO nos obliga a la definición del campo operacional, de la metodologia y a una evaluación de la operación. Se trata de un trayecto dialéctico, cuyo problema final consiste en la exacta ubicación de los elementos integrantes.

La construcción de un Esquema Conceptual, Referencial y Operativo, nos conduce a una actitud de autocrítica, no sólo desde el punto de vista de las rectificaciones que se den por la síntesis de teoría y práctica, sino por lo que denominamos análisis sistémico y análisis semántico del ECRO. Es decir, una filosofía de la ciencia que incluiría: a) una epistemologiá con una definición de lo que es el conocimiento y el criterio de verdad (operatividad); b) una metodología, indagación de los métodos incluidos en el ECRO; c) una sistematología, estudio del ECRO como sistema complejo de conceptos. A eso denominamos análisis sistémico, que puede ser intrasistémico y estudiamos su articulación y coherencia interna, o intersistémico, analizando su relación con otros ECROS. Análisis semántico es el análisis de la relación signosignificado de ese lenguaje.

Todo esquema conceptual, referencial y operativo, tiene un aspecto
superestructural y otro aspecto infraestructural. Lo superestructural está dado por los elementos conceptuales y lo infraestructural por los elementos emocionales, motivacionales, es decir, lo que nosotros denominaríamos verticalidad del sujeto, elementos estos surgidos de su propia experiencia de vida y que determina las modalidades del abordaje de la realidad. Un análisis coherente de nuestro ECRO nos obliga siempre, como operadores sociales, a intentar esclarecer tanto los aspectos superestructurales como los aspectos infraestructurales.